Mensaje del Presidente de la Comisión para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales

Solemnidad de la Ascensión del Señor. 51°Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales.

Mensaje de Monseñor Santiago Olivera, Presidente de la Comisión Episcopal de Comunicación Social.

Celebrando esta 51° Jornada Mundial de las Comunicaciones sociales, queremos renovar nuestro compromiso con la comunicación y los comunicadores.

Los mensajes de los distintos Papas en ya más de 50 jornadas de comunicación social, nos van dando pistas y ayudas. El Santo Padre Francisco ilumina este camino. Creo personalmente que hay que desarrollar un plan, una estrategia de comunicación en la Iglesia. Hay que crecer  para que haya cada vez más profesionales de la comunicación.  En la Iglesia como tal debemos entender que la comunicación es siempre para la comunión y está íntimamente relacionada con nuestro ser cristiano. En esta Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales tiene lugar desde siempre en la Solemnidad de la Ascensión del Señor. Justamente en ese momento de su vida  Jesús envía a comunicar. La Iglesia siempre comunica y por eso tenemos que pensar esos desafíos que conlleva tener una relación entre Iglesia y comunicación.

Tenemos que consolidar vínculos entre los comunicadores, para como bien dice el Papa Francisco seamos comunicadores de esperanza, comunicadores de confianza porque el Reino de Dios está cerca, porque Jesús da una nueva mirada a la vida. El Papa en este mensaje nos habla que podemos mirar la vida según el cristal que miremos, pero el cristal para los cristianos es el Evangelio. ¡Qué gran desafío para los comunicadores tener esto en cuenta!

Por otra parte hoy en día, con la comunicación por medios tan rápidos, muchos individuos podemos recibir noticias y difundirlas de un modo capilar dice el Papa Francisco. Los medios de comunicación deben estar al servicio de una vida más justa, de una vida más fraterna. Tienen que estar al servicio de la comunión

En esta Jornada de las Comunicaciones el Papa habla de una comunicación constructiva, comunicación que rechaza los prejuicios contra los demás. Todo comunicador debe tener claro esto. La comunicación de la verdad  no es comunicar sólo cosas buenas, pero en esas cosas malas poner una mirada distinta donde el protagonista no sea el mal. Debemos comunicar para favorecer soluciones.

El Papa nos pide comunicar la humilde potencia del Evangelio con esperanza y comunicar mirando al cielo. Comunicar con esa esperanza que nos renueva. Utiliza el Santo Padre una imagen muy linda: La esperanza es humilde pero es como la levadura que hace fermentar toda la masa.

Es un gran desafío ser comunicador, entender lo que comunicamos y como lo comunicamos. Estamos invitados a romper ese círculo vicioso de la angustia, a frenar el espiral del miedo. Sin ocultar lo negativo y la información, mirar adelante con optimismo maduro.

El Papa Francisco nos invita en esta Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales a comunicar esperanza y confianza en nuestros tiempos

Como Presidente de la Comisión Episcopal de Comunicación me siento muy cerca y agradecido con todos los comunicadores por el servicio que cumplen. Siempre rezo para que fieles a la verdad comuniquen con esperanza, comuniquen para la comunión. Donde no se ahonde para el desencuentro ni se informe de una manera parcial. Aun comunicando las cosas más tristes que ayuden a un encuentro entre todos y a mirar la vida como el Papa Francisco nos invita con optimismo y confianza.

Monseñor Santiago Olivera,
Presidente de la Comisión Episcopal de Comunicación Social de la Conferencia Episcopal Argentina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *